LA ÚNICA SUPERVIVENCIA - Todos los Santos

Hay una tierra de los vivos y una tierra de los muertos, y el único puente es el amor - la única supervivencia, el único sentido.  Thornton N. Wilder

Llevo unas flores en la mano recién talladas. Unos crisantemos blancos. No recuerdo que tuvieras estas flores en tu jardín, pero creo que hubieran florecido de una manera espléndida, como todo lo que plantabas y cuidabas.  Te recuerdo a menudo, sobretodo cuando veo a mi hija sonreír. Imagino lo feliz que serías cantándole nanas y cocinando para ella. Es curioso, ahora que soy madre estoy recordando poco a poco todas las canciones que me cantabas, me salen de dentro, de lo más profundo, en momentos inesperados. Y se las canto, las voy hilvanando con una emoción que me une a ti aunque no estés. Y sé que nos ves, que puedes olerla como yo lo hago. Porque no te has ido nunca del todo, sigues flotando en mi mente, en mis recuerdos. Y eso, abuela, nunca muere. Nunca. Así que ahí van esas flores, esos recuerdos, ese amor infinito. 

IMG_4061.jpg

Fotografías: Caterina Pérez -  Texto: Mónica Bedmar